Share This Post

Hosting

Servidor Dedicado, Virtual o Cloud ¿Cuál elegir?

Servidor Dedicado, Virtual o Cloud ¿Cuál elegir?

Muchos compradores de hosting a menudo tienen este dilema,  ¿Qué tipo de hosting elegir para su proyecto? En este artículo te indicamos las ventajas y diferencias de cada uno y te damos pautas para elegir la solución adecuada a tus necesidades. Todos  tienen algo en común y es que permiten más recursos y control que un hosting compartido, sin embargo a veces no es fácil discernir cual es el más conveniente para un proyecto determinado.

Hoy en día existe una explosión de servicios cloud sin embargo como veremos en este artículo, Cloud no siempre es la mejor opción, comenzamos por analizar que es cada uno

Servidores Dedicados:

Servidor Dedicado

Es básicamente todo el servidor para un cliente, es decir los recursos del servidor no son compartidos con otros usuarios como si sucede con VPS y Cloud, al igual que cualquier PC personal tienen los mismos componentes: Tarjeta Madre, Procesador, Memoria y Discos (con componentes diseñados para uso en servidores 24 x 7). La principal ventaja es precisamente que no compartiremos los recursos con otros usuarios y si se compara el recursos/precio suele ser más bajo que un servidor cloud y a menudo más potentes.

Es bastante común que los proveedores de dedicados nos permitan seleccionar el Procesador, la cantidad de memoria y los discos del servidor entre otras cosas.

 

Servidores Virtuales o VPS

Ahora imagina un servidor dedicado muy potente, con abundante memoria y varios discos en algún tipo de arreglo RAID y dividido virtualmente en varios mini-servidores más pequeños, esto es un VPS, que no es más que un servidor dedicado al cual se le ha instalado una capa de virtualización (KVM, OpenVZ, VMWare, etc) y se ha dividido lógicamente en varios pedazos. Son  normalmente más económicos que los servidores dedicados y así debe ser puesto que prácticamente estás comprando un pedazo de la pizza y no la pizza completa. La capa de virtualización se encarga de aislar cada VPS de manera que se comporten como mini-dedicados

Servidores Cloud

Aquí es donde las cosas se complican un poco, primero porque no hay una clara definición de que es un cloud y segundo porque a pesar de no estar claramente definido muchos proveedores venden “Servidores Cloud” que no son más que VPS. Los VPS y Servidores Cloud tienen mucho en común sin enbargo no son lo mismo.

Podemos imaginarnos un servidor cloud como un VPS a prueba de fallos, suena cool no? sin embargo en la práctica presentan alguna limitaciones, la principal es el rendimiento, un servidor cloud no siempre es más veloz que un buen VPS o Dedicado, especialmente en situaciones como lecturas y escrituras intensivas o aplicaciones que hace uso intensivo de bases de datos, la causa de esto es la latencia.

En servidores Cloud el almacenamiento de datos está separado de procesador y memoria, es decir cada vez que escribimos o leemos algún dato del sistema de almacenamiento este no va al disco local, sino debe viajar por la red y pesar que hoy en día hay redes de hasta 100 Gbps el tiempo que tarda el paquete en llegar al arreglo de discos remotos es bastante más elevado que cuando los datos no tienen que salir del servidor como en el caso de los VPS y Dedicados, en muchas aplicaciones este retardo no se notará mucho pero si haces miles lecturas y escrituras por segundo si se notará¹. Sin embargo esa misma característica de separar el almacenamiento del procesamiento y memoria es lo que permite a los sistemas Cloud realizar algunas tareas como migrar de un nodo a otro online, o en caso de falla de un nodo automáticamente iniciar otro que toma el lugar del nodo averiado.

Servidores Cloud son servidores virtualizados 100% redundantes sin un único punto de fallo que sus recursos pueden ser aumentados o reducidos a voluntad y con mínima interrupción de servicio y bajo el esquema de Infraestructura como Servicio.

La verdadera ventaja de los servidores Cloud es su resistencia a fallos de hardware.

Un servidor cloud no evita problemas de software, configuración etc o errores humanos (que son los responsable de la gran mayoría de los downtime), solo nos protege de fallos de red y hardware.

¿Que elegir?

Si has leído la definición de cada uno probablemente ya tienes una buena idea de cual es la plataforma que necesitas:

Si la tolerancia a fallos es un necesidad los servidores Cloud tienen la ventaja, aunque también se puede lograr tolerancia a fallos con VPS o Dedicados pero de forma más compleja.

Si bajo precio es la prioridad y los recursos requeridos no será excesivos un VPS puede ser justo lo que necesitas.

¿Necesitas abundante procesador y almacenamiento? Un dedicado es lo recomendable.

También hay algunas opciones “híbridas” como por ejemplo Clouds de servidores dedicados (Bare-Metal Cloud) en donde el cloud no está conformado por servidores virtuales sino por servidores físicos, en este esquema obtenemos mucha más potencia de procesamiento y memoria con redundancia a fallos del cloud.

Es importante tener en cuenta que no una existe la solución perfecta para todos los casos sino  la más acertada para las necesidades específicas del proyecto.

¿Tienes aún dudas acerca de que plataforma elegir? Envía un comentario y te ayudaremos.

 

Share This Post

Imagen de perfil de Canal Hosting
Apasionado de la tecnología y negocios en la era digital. Experto en Hosting y Administración de Sistemas con más de 25 años de experiencia. Co-fundador y Asesor Técnico de Canal.Hosting.

Leave a Reply

Lost Password

Register